viernes, 15 de abril de 2011

PAREJAS HOMOSEXUALES EN CHILE

La pregunta sobre la convivencia homosexual fue incorporada a solicitud del presidente del Movimiento de Liberación Homosexual (Movilh), Rolando Jiménez. El dirigente lo pidió primero por escrito y luego, en diciembre pasado, en forma verbal durante un encuentro en el que el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) convocó a organizaciones de la sociedad civil.
"En el análisis fue considerada pertinente, porque da cuenta de los cambios culturales y sociales", dice la encargada de elaborar el cuestionario, María de la Luz Nieto.
Explica que la interrogante no recoge la totalidad de la población homosexual, pues apunta a los que conviven y asumen tal condición. "Si se pregunta, ¿es usted homosexual?, no habrá una respuesta franca y sincera, porque están contestando delante de toda la familia", afirma.
Ya se probó en terreno
Nieto aclara que cuando se pregunta si el estado civil de hecho de la persona es "conviviente con pareja del mismo sexo", se alude a la relación homosexual. "En un hogar pueden vivir la madre con su hija, pero no son pareja en términos de su estado civil", detalla. De todos modos, las pruebas de campo revelarán si la formulación es confusa o ambigua.
La encargada del cuestionario explica que la pregunta ya ha sido probada en terreno, "porque justamente estábamos preocupados de que no fuera a provocar molestia o rechazo. Para sorpresa nuestra, ha causado comentarios positivos".
Pero también hay voces críticas. Para el vicepresidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Alejandro Goic, la pregunta es "muy compleja", pues para la Iglesia "la institución normal es la familia".
"Aunque tenemos un profundo respeto por las personas de esa tendencia, llamar matrimonio a algo que por naturaleza no lo es, nos parece desvirtuar el sentido profundo de la unión entre un hombre y una mujer, que es la procreación", dice.
Los obispos evangélicos Emiliano Soto (presidente de la Mesa Ampliada de Iglesias Evangélicas) y Jorge Méndez (presidente del Consejo Nacional de Obispos y Pastores) avalan la incorporación de la pregunta, pero les preocupa que sus resultados se usen para validar el matrimonio homosexual.
"Es bueno que se sepa cuántas parejas del mismo sexo viven en común, pero eso es muy distinto a que sea usado como argumento de presión para legalizarlo", dice Méndez. Sin embargo, para Jiménez la interrogante "permitirá conocer nuestra realidad y nos servirá para que las políticas públicas nos incorporen. Por ejemplo, que las parejas puedan postular a viviendas".
''Aunque respetamos a las personas que tienen esa tendencia, llamar matrimonio a algo que por naturaleza no lo es, nos parece desvirtuar el sentido profundo de la unión entre un hombre y una mujer".
ALEJANDRO GOICVICEPRESIDENTE DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL
''Sería preocupante que el censo arrojara gran cantidad de parejas homosexuales. No nos gustaría que esos
resultados se usaran para legitimar el matrimonio homosexual".


EMILIANO SOTOPRESIDENTE DE LA MESA AMPLIADA DE IGLESIAS EVANGÉLICAS

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada